Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Editorial Difusión del agua en el mundo y las características terapéuticas y nutricionales del agua de mar. http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente Tue, 10 Dec 2019 14:29:08 +0000 Joomla! 1.5 - Open Source Content Management es-es Colapso Hídrico de Chile: crónica de un desastre anunciado. http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1583-colapso-hidrico-de-chile-cronica-de-un-desastre-anunciado http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1583-colapso-hidrico-de-chile-cronica-de-un-desastre-anunciado Raúl Campillo, Hidrogeólogo Universidad de Chile
Desde el año 1955 se advirtió que, al menos en la Cuenca de Santiago, se registraba empíricamente una sobreexplotación del agua subterránea que se traducía en descenso de niveles del orden de 1 metro por año. En esa época el uso de agua subterránea era reducido. Posteriormente en el año 1968 y a raíz de una de las tantas sequías se demostró que los descensos eran generalizados y se advertía sobre la necesidad de hacer algo para evitar su agotamiento. Esto sin necesidad de aplicar modelos matemáticos de dudosa validez, simplemente midiendo los niveles en los pozos.
 
Numerosos profesionales de muy alta calificación académica, de los cuales hoy hay pocos, advertían sobre la necesidad de regular la explotación del agua subterránea porque estaba demostrado que la demanda era superior a la oferta en numerosas cuencas de Chile. Pero las autoridades teóricamente responsables nada hicieron, lo cual es frecuente.
Aparece el Código de Aguas en cuya redacción no participó nadie que entendiera el problema global y solo para mencionar un error garrafal hizo un distingo entre aguas superficiales y subterráneas ignorando, lo por todos sabido, que se trata de un solo recurso.
 
Con la Constitución del 80 se estableció las aguas dejaban de ser un Bien Nacional de uso público y pasaban a ser de propiedad de quienes habían obtenido legalmente los respectivos derechos. Posteriormente se modificó el Código y, salvo la incorporación de una patente irrisoria por no uso, nada importante cambió. A modo de ejemplo de esta transformación economicista que ingenuamente consideró que debía establecerse un mercado del agua, resultó que hoy la mayor parte del agua existente en Chile, no es chilena. De los usos no consuntivos, el 81% del agua chilena, es italiana ya que pertenece a Enel, quien la compró a ENDESA España, la que a su vez la obtuvo graciosamente de ENDESA Chile. Lo mismo pasó con las sanitarias, se les regaló gentilmente.
 
En la situación actual y sobre la base de datos irrefutables se puede afirmar categóricamente que el desarrollo de Chile no es sustentable en el muy corto plazo porque no hay agua suficiente. Carece de sentido absolutamente elaborar una matriz energética porque no habrá en qué utilizarla porque el agua se está acabando.
 
A modo de ejemplo un caso concreto: el valle de Copiapó. Hace 4 años en el sector 4 los pozos tenían niveles harto más cercanos a la superficie y su producción superaba los 100 l/s. Hoy los niveles están a más de 130 metros y en muchos de ellos la producciones son menos de 5 l/s. La empresa sanitaria local abastece parte del consumo con un pozo “prestado” porque no tiene la capacidad suficiente en sus fuentes, parte importante de las cuales se han secado, literalmente. En sus redes se “pierde” el 50% del agua que produce.
 
¿Cómo se explica que se hayan otorgado cuatro veces más derechos que lo que la Hidrogeología y el sentido común aconsejaban? ¿Ignorancia, presiones  políticas y privadas, sobres blancos a fin de mes, corrupción, marco legal absurdo? Algo de ello debe haber y/o una mezcla de todo.
 
Sean cuales sean las razones, que son similares en  todo Chile, el hecho concreto es que hay que hacer un alto porque principalmente los pequeños poseedores de pozos, como los APR, van a ser los primeros en quedarse sin agua. Le seguirán los agricultores, luego la industria, la minería que podrá adecuarse si el precio del cobre se mantiene alto y los consumidores domiciliario, pero a precios altísimos por el metro cúbico. Que no podrán pagar.
 
Siendo esta la realidad no logro entender que se haya planteado un Seminario para evaluar si existe Sobreexplotación de agua subterránea en Chile, para lo cual no era necesario ni siguiera reunirse porque la respuesta es obvia: si existe sobreexplotación. Y pretender convertir a Chile en una potencia alimentaria me recuerda el cuento de la lechera que escuché cuando era niño. Se proponía, por los que invitaban al seminario explotar 300.000 l/s más. ¿De dónde?.
 
Un Estado ineficaz e incompetente, políticos más preocupados de aparecer en las noticias, ministros inexpertos técnicamente y de paso y una institucionalidad incapaz de todos los gobiernos desde Alessandri hasta ahora son los responsables del colapso hídrico al que ya se llegó y que no es de fácil solución. Si los daños del terremoto no se han resuelto, menos aún se podrá resolver con la urgencia requerida, el desabastecimiento ya existente.
 
Raúl Campillo Urbano, Hidrogeólo Universidad de Chile

]]>
Editorial Sun, 01 May 2011 13:56:23 +0000
Importancia de las alertas ante los Desastres Naturales http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1531-quinta-editorial http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1531-quinta-editorial José VERGARA, Ingeniero Civil (Universidad de Chile), Ph.D. Ciencias de la Atmósfera (University of Maryland-USA)

Dr. José VergaraUna Alerta es un mensaje Fuerte y Claro, Confiable emitido con suficiente Anticipación que permite Mitigar el Impacto Negativo de un evento Extremo.

18/09/2010

Cuando se me solicitó escribir una editorial sobre las Alertas, respondí inmediatamente que sí, pensando que con mi experiencia de más de 20 años en el tema, sería una tarea fácil. Sin embargo, el tema se me complicó, siempre acostumbrado a los textos de dos líneas muy propios de las Alertas. 

 

De mis primeros años en esta actividad, me permito rescatar la siguiente anécdota: cuando llegué a hacerme cargo de la Alerta nivometeorológica para la construcción de un proyecto minero en la IV región, con aproximadamente 5.000 trabajadores bajo riesgo de avalanchas de nieve, recuerdo muy bien que en aquella oportunidad el encargado me dijo: 'aquí requerimos una persona que grite fuerte'. Efectivamente, una ALERTA tiene que ser un mensaje 'FUERTE Y CLARO', muy lejos de lo sucedido durante el reciente sismo y tsunami de Febrero 27.

Qué es una alerta? Mi experiencia académica me dice que para explicar algo, lo mejor es recurrir a una figura o en su defecto utilizar ejemplos que sean fácilmente entendibles. Pasé varios días buscando un ejemplo de Alerta real sin mayor éxito, al final comprendí que resultaba más fácil explicar lo que NO es una ALERTA. En este caso podemos mencionar: la no-alerta de Tsunami de Febrero de 2010, la falsa alerta de Tsunami de Talcahuano durante un fin de semana de Enero 2005 o la Falsa alerta de Temporal del 27 de Junio de 2007, evento que nunca ocurrió y que tampoco tenía porque ocurrir; esta Falsa Alarma obligó a la suspensión de clases en toda la región Metropolitana, con pérdidas económicas para el país que nunca fueron cuantificadas, estos son algunos ejemplos de lo que No es una Alerta.

Sobre qué se Alerta? Las alertas no son sobre los eventos naturales en si (temporales, volcanes, tsunami, crecida de río, marejadas, etc.), en realidad la Alerta es sobre los daños que están asociados a éstos fenómenos, y por lo tanto en todo sistema de alerta es indispensable identificar claramente la relación evento-daño, en este caso el conocimiento del fenómeno natural es fundamental, al igual que es esencial contar con pronósticos cuantitativos en el caso de alertas hidrometeorológicas. En el desastre de Febrero 27, evidentemente esta fue una de las principales falencias. Al no estar claramente identificada la relación entre magnitud del sismo y la generación de tsunami, no se dio la alerta oportuna. En resumen, Primero Entiendo, luego Pronóstico y finalmente Alerto!

Con cuánta anticipación se tiene que entregar la Alerta? Una alerta para que se pueda calificar de tal, tiene que realizarse con la suficiente anticipación, de tal forma que permita tomar las medidas correspondientes, con el fin de mitigar los impactos negativos del evento por venir. En el caso de las alertas hidrometeorológicas, éstas tienen que realizarse con a lo menos 7 días y tienen que ser cuantitativas, ya no importa sólo si lloverá sino que cuánto lloverá. La alerta oportuna y adecuadamente emitida evita el pánico, las medidas apresuradas o la estampida como ocurrió durante la erupción del volcán Chaitén y posterior crecida del rio Blanco.

Predictibilidad, Credibilidad y finalmente Alerta: Se tiene que evitar el cuento del Lobo, para que una alerta sea afectiva, en el caso hidrometeorológico, los pronósticos meteorológicos de eventos extremos tienen que contar con grados de acierto alto, y más aun consistente en el tiempo, es esto lo que configura la Credibilidad en el pronóstico y permite contar con una alerta eficiente, creíble por la autoridad y ciudadanía, de lo contrario nadie cree en la alerta, incluyendo a las autoridades, que de por sí para ellas es una incomodidad.

Para qué se requiere una Alerta? Las alertas claramente no evitan los eventos naturales, pero si permiten mitigar sus daños. Al ser emitidas con anticipación, es posible activar programas de evacuación y soporte para enfrentar la crisis. Se deben evitar las falsas alertas, o las interminables 'alertas amarillas preventivas', a las que tan acostumbrado estamos durante el invierno, y peor aún son colocadas en forma tardía.

Qué requiere un sistema de alerta? más instrumentos o más neuronas? Es usual después de una catástrofe escuchar los reclamos de la falta de nuevas y mejores redes con lo último en sistemas de monitoreo. Al contrario de lo se piensa, en mi opinión un sistema de alerta requiere menos instrumental, pero si redes seguras y en especial más personal altamente calificado. Aun recuerdo las cajas con sismógrafos que fueron arrastrados por el Tsunami de Aysén en Abril de 2007, como consecuencia de su mala localización.

Toda Alerta, No-Alerta o Falsa Alerta, tiene un costo? Lamentablemente los costos se miden en vidas humanas, bienes materiales y desarrollo del país. Casos como al mal pronóstico estacional de la sequía de 1998 o el error en el pronóstico deshielo de la temporada 2007/2008, tuvieron un fuerte impacto en la economía nacional al estimar la oferta energética de manera errónea.

Cuál es el contexto de una Alerta? La alerta es parte de la trilogía básica en la gestión de desastres naturales, antes-durante-después. Para que la alerta pueda ser emitida con la premura requerida, se necesita contar con una preparación adecuada, la cual solo se logra en años de trabajo, mientras que una alerta tiene sentido solo si están todos los medios preparados para una respuesta rápida y oportuna; permitiendo que el período posterior a la catástrofe sea menor y menos traumático. En este punto no puedo dejar de mencionar el dicho: El que se para primero gana.

Quién emite la Alerta?: En lo posible uno y solo una persona, el mensaje tienen que ser muy claro y único. Pese a ser Chile un país continuamente afectado por fenómenos extremos de origen natural, difícilmente se puede decir que cuenta con instituciones que enfrenten de manera adecuada los desastres naturales y menos que exista un sistema de alerta efectivo, ejemplos sobran en el pasado cercano y sin duda lamentablemente tendremos más en el futuro.

]]>
Editorial Mon, 15 Nov 2010 03:23:18 +0000
Construyendo puentes entre la Ciencia y los Comités de Agua Potable Rural http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1530-cuarta-editorial http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1530-cuarta-editorial
Antonio Lara, Profesor Titular, Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales, Presidente
Fundación FORECOS

 Antonio LaraUna de las experiencias más enriquecedoras en mi carrera como investigador y profesor de la Universidad Austral de Chile ha sido la interacción y colaboración con diversos Comités de Agua Potable Rural (APR). Esta colaboración ha estado centrada en torno a la investigación de la estrecha relación entre la conservación de los bosques nativos y la producción de agua en las cuencas, y de cómo esta producción se ve reducida al sustituir los bosques nativos por plantaciones de pino o eucaliptos. Esta investigación la hemos venido desarrollando desde 2002 con un grupo de colegas de diferentes disciplinas en el Núcleo Científico Milenio FORECOS de la Universidad Austral de Chile financiado por la Iniciativa Científica Milenio de MIDEPLAN.

El objetivo del núcleo ha sido cuantificar y valorar económicamente los servicios ecosistémicos de los bosques nativos requeridos para el bienestar de las personas, tales como la producción de agua, conservación de suelos, así como oportunidades de recreación y turismo. Posteriormente en 2005 formamos la Fundación FORECOS. Ello con la finalidad de potenciar nuestra investigación, divulgación del conocimiento científico, transferencia tecnológica y colaboración con propietarios de predios, comunidades y otras organizaciones. En esta labor de proyección hacia el medio externo ha destacado claramente nuestro trabajo colaborativo con diversos APR de la Región de los Ríos y posteriormente de Valparaíso, donde los problemas de abastecimiento de agua potable en área rural son especialmente acuciosos. Ello por un aumento de la demanda de agua para la agricultura de riego, junto a la disminución de las precipitaciones en las últimas décadas, como parte del fenómeno de cambio climático global, lo cual ha llevado al agotamiento de las napas freáticas.

Entre las acciones más relevantes con los comités de agua potable rural, hemos realizado numerosos talleres en diversas localidades de la Región de los Ríos y también en la Comuna de Casablanca, centrados en comunicar los resultados de nuestras investigaciones. Estos talleres, muchas veces desarrollados en pequeñas localidades e incluyendo visitas en terreno a las cuencas e instalaciones, nos han permitido aprender mucho de los dirigentes e integrantes de los APR; de sus problemas y de las soluciones que han desarrollado. En este aprendizaje mutuo, nosotros hemos aportado con nuestro trabajo científico que muestra que para un conjunto de cuencas estudiadas en la Región de los Ríos, el aumento de la superficie de bosque nativo aumenta los caudales de verano en un 14%. Por el contrario, al aumentar la superficie de plantaciones, los caudales de verano se reducen en un 20%. Estas tendencias son más fuertes en las regiones de más al norte, donde las precipitaciones son menores y las sequías son más frecuentes. A la vez hemos aprendido de cómo los APR tienen la noción de esta relación entre conservación del bosque nativo y aseguramiento de la provisión de agua. Hemos visto como algunos de estos APR por iniciativa propia han establecido plantaciones de especies nativas a fin de recuperar la calidad y cantidad de agua. También hemos visto como los APR son una de las organizaciones más fuertes en las áreas rurales, con una amplia cobertura en diversas Regiones, con una gran tradición y mística de trabajo.

Una forma de potenciar la colaboración entre la investigación y los APR será a través de proyectos con la participación de diversas instituciones, a fin de avanzar en el diagnóstico de las cuencas que abastecen a los APR, y el desarrollo y aplicación de modelos gestión de cuencas que permitan asegurar la provisión de agua potable en las áreas rurales en un escenario de creciente demanda.

Con las experiencias relatadas es claro que hemos estado “Construyendo puentes entre la Ciencia y los Comités de Agua Potable Rural” y que este trabajo se multiplicará e incrementará a futuro en beneficio de las personas y la sociedad.

]]>
Editorial Mon, 15 Nov 2010 03:09:57 +0000
Acortando la brecha informativa http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1528-primera-editorial http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1528-primera-editorial  Javier Becerra E., Director Revista APR Chile.

Javier BecerraCada cierto tiempo hemos ido reapareciendo con diversos proyectos con la finalidad de acercar la tecnología, el conocimiento y la información a todas las comunidades rurales de Chile, a través de de sus Comités o Cooperativas de agua potable.

El primer proyecto importante que realizamos para estar más cerca de quienes no tienen acceso a la tecnología, lo comenzamos a desarrollar a fines del año 2002, cuando internet sólo tenía unos seis años de notoriedad en nuestro país. La llegada de la ansiada conectividad para las localidades rurales, ha sido muy lenta aún, por lo que hemos buscado diversas formas de sacar del anonimato a estos casi 1.600 sistemas rurales de agua potable de Chile.

 Para ello, en Mayo de 2009, efectuamos el Primer Congreso Nacional de Recursos Hídricos, en la ciudad de Viña del Mar, más tarde, en Septiembre de 2009, en la ciudad de Talca, se realiza la primera Expo Agua para Comités y Cooperativas. Todos estos acontecimientos, sumados a la permanente difusión que se realiza sobre las actividades de la FENAPRU y la evolución del programa de agua potable mostrada a través de su blog y toda la red de blogs amigos, nos dice que es insuficiente aún.

Un claro ejemplo de este aislamiento informativo, son todos los esfuerzos realizados por los dirigentes nacionales para defender, básicamente, el recurso hídrico y evitar las concesiones de sus sistemas, que está plasmado en el texto del proyecto de ley que le de la institucionalidad que requiere este programa, y que debe, sin duda alguna, ser reconocido por la Cámara de Diputados a través de la rápida aprobación de esta Ley, no es por todos conocido, sobre todo en las regiones Primera, Segunda, Tercera, Undécima y Duodécima.

Para suplir esta necesidad de información y comunicación de las comunidades rurales organizadas a través de sus Comités y Cooperativas, se pone disposición de todos, esta revista que circulará en forma permanente y cada dos meses, hasta que el volumen de información amerite su tiraje en forma mensual. Los contenidos están directamente relacionados con el quehacer de estas pequeñas empresas, por lo que esperamos la colaboración de todos: APR’s, autoridades, empresas, mundo científico, académico, estudiantil, etc.

Agradecemos profundamente por permitirnos ingresar a través de vuestro ciber espacio, (para quienes tienen internet) y por darnos a través de todo este tiempo la calurosa acogida que siempre nos han brindado.

]]>
Editorial Mon, 15 Nov 2010 03:03:10 +0000
¿Son confiables los Modelos de Simulación Hidrogeológicos? http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1308-ison-confiables-los-modelos-de-simulacion-hidrogeologicos http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1308-ison-confiables-los-modelos-de-simulacion-hidrogeologicos Raúl Campillo Urbano, Hidrogeólogo Senior.

Raúl Campillo U.La respuesta es afirmativa si solo se les considera como lo que realmente son: una serie de ecuaciones matemáticas con las cuales se pretende entender el funcionamiento hidrogeológico de un acuífero, de una cuenca hidrogeológica o de un campo de pozos y, sobre esta base, hacer pronósticos sobre su evolución futura.

La aerodinámica de los nuevos modelos de aviones se estudia mediante modelos de simulación, pero igualmente existen los túneles de viento donde se “prueban” bajo diferentes condiciones.

La contaminación de la cuenca de Santiago se intenta pronosticar sobre la base de un modelo predictivo que suele fallar más veces de lo que sus creadores desearían.
 

Los modelos se construyen con datos. Los datos pueden ser reales y/o inventados con los mejores criterios de sus realizadores. Básicamente se construyen con lo que hay y, lo que falta, se inventa. Cuando al modelo se le incorporan nuevos datos, hay que recalibrarlo y cada vez que se encuentra un dato nuevo, existe una nueva recalibración.
En síntesis, se construye una herramienta (matemáticamente correcta) para tratar de entender la Naturaleza y como ésta se comporta de distinta manera, la herramienta debe ser ajustada a lo que ocurre en la realidad.

Sin ser contrario a este tipo de ejercicios, es necesario tener presente que la calidad y/o validez predictiva de un Modelo Hidrogeológico, como todo modelo de simulación, es función
de la calidad y cantidad de información con la que se construye lo cual, no por obvio, debe dejar de mencionarse.
Uno de los parámetros usados en este tipo de modelos es la Transmisibilidad, el que se obtiene de la prueba de Caudal Constante a que son sometidos los pozos al final de su construcción.

Este parámetro está casi siempre mal calculado porque las fórmulas de cálculo asumen que el pozo es 100 % eficiente, lo que en el caso chileno es muy poco frecuente.

Otro parámetro básico para construir un modelo  hidrogeológico es el Coeficiente de Almacenamiento el que, para calcularlo, requiere de, al menos, un pozo de observación a cierta distancia del pozo de bombeo, lo que es muchísimo menos frecuente Por otra parte las pruebas de bombeo suelen ser de corta duración, normalmente 24 horas,
en las cuales no se reflejan situaciones de suma importancia como son las fronteras o condiciones de borde. En este punto es preciso mencionar que en todos los modelos que he
visto, se considera que las rocas del basamento son condiciones de borde impermeables, es decir, no contienen agua. Los múltiples pozos construidos en diferentes unidades de roca demuestran que tal supuesto es total y completamente erróneo.

Por lo tanto, es prudente y lógico otorgarle a los resultados de los modelos hidrogeológicos una validez y utilidad muy limitadas y asumir que no se puede hacer nada mejor con los
datos y recursos económicos disponibles.

Si tuviera la facultad de asignar recursos los destinaría a enseñar a construir bien los pozos.

]]>
Editorial Wed, 08 Mar 2006 23:16:30 +0000
Hidrogeólogos y Perforistas: un diálogo urgente, difí­cil pero necesario. http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1269-hidrogeologos-y-perforistas-un-dialogo-urgente-difiscil-pero-necesario http://www.aprchile.cl/index.php/empresa/medioambiente/1269-hidrogeologos-y-perforistas-un-dialogo-urgente-difiscil-pero-necesario  Raúl Campillo U., HidroGeólogo Senior.

 Pozo profundo La evidencia empírica demuestra de manera indiscutible que en las últimas dos a tres décadas se han producido avances importantes en las técnicas de diseño y construcción de pozos de agua subterránea. Estas se han originado especialmente en USA y particularmente en la parte Oeste de ese país que, al menos hidrogeológicamente, presenta ciertas similitudes con lo que se registra en Chile.

Particularmente importantes son los trabajos realizados por varios investigadores con gran experiencia práctica ligados a la empresa Roscoe Moss Co. fundada en 1890, la que ha invertido grandes cantidades de dinero en el financiamiento de investigaciones, modelos analógicos y digitales, las que han llevado a desterrar para siempre una serie de mitos y creencias que aún persisten en algunas empresas perforistas y que se aplican mecánicamente como dogmas que se resisten a cambiar.


OBTENER EN PDF

]]>
Editorial Wed, 08 Mar 2006 22:12:27 +0000