1.400 millones de euros FV buscan el clima desértico de Chile Imprimir
Jueves, 12 de Abril de 2012 00:03

1.400 millones de euros FV buscan el clima desértico de ChileJosé A. Alfonso

La empresa española Ingenostrum ha puesto en marcha un proyecto para construir seis plantas fotovoltaicas en la región chilena de Antofagasta. La iniciativa supone la puesta en funcionamiento de 690 MW fotovoltaicos con una inversión prevista de 1.800 millones de dólares, unos 1.400 millones de euros.


La región de Antofagasta está en la parte norte de Chile, en pleno del desierto de Atacama. Al oeste el océano Pacífico y al este Argentina. Todo su territorio se caracteriza por tener un clima desértico, en cualquiera de sus variedades. Ese es el lugar elegido para poner en funcionamiento seis plantas fotovoltaicas con un potencia conjunta de 690 MW. 



La idea lleva la firma de Ingenostrum y en la actualidad está en manos del Servicio de Evaluación Ambiental, organismo del gobierno chileno que debe evaluar la idoneidad del proyecto. El dictamen definitivo se conocerá dentro de tres meses. Las sensaciones que tienen sus promotores es que la decisión será favorable. De hecho los compromisos de ejecución señalan que a finales de 2012 comenzaría la construcción de la primera planta y el conjunto de todas ellas deben estar operativas en 2016, según ha explicado a Energías RenovablesSantiago Rodríguez, director de planificación estratégica de Ingenostrum.

Cuatro años es el tiempo previsto para la ejecución de unas obras complejas por el lugar donde se realizarán. “Habrá que montar un campamento y dotarle de toda la logística necesaria, incluida agua y comida”, indica Santiago Rodríguez. Las centrales fotovoltaicas, de norte a sur, serán las de Crucero este y oeste, Laberinto este y oeste, y Domeyko este y Domeyko 2.

Ingenostrum, asegura su director de planificación estratégica, realiza sus proyectos valorando la demanda de energía, los precios, el recurso solar y la seriedad y compromiso normativo de los países donde va a actuar. En la actualidad el 98% de su trabajo lo realiza en el extranjero, España solo supone un 2% de su actividad. Cabe destacar la planta fotovoltaica con seguimiento solar a un eje de 2,5 MW construida en Lorca.

Preguntado sobre si la internacionalización es por estrategia empresarial o por necesidad ante los recortes en España, Santiago Rodríguez reconoce que Ingenostrum nació con “vocación internacional. Nosotros solemos trabajar con fondos de inversión extranjeros que ante la incertidumbre legislativa creada en España no quieren desarrollar proyectos, prefieren comprar cosas hechas o simplemente no invertir”. En su opinión “el poder legislativo se ha cargado un sector industrial”.

Más información
www.ingenostrum.com