Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Agua, esencia de la vida: la OPS se esfuerza en aumentar su suministro
Agua, esencia de la vida: la OPS se esfuerza en aumentar su suministro Imprimir
Domingo, 05 de Marzo de 2006 21:30

Washington, DC, 3 de octubre de 2002--Las aspiraciones de salud pública en las Américas están estrechamente ligadas a eso que tanto poetas como médicos llaman el líquido vital, pues el agua potable es todavía un lujo para 90 millones de personas en la región. Crisis, como la última epidemia de cólera, se ciernen sobre los países del área, donde las inversiones no alcanzan los niveles mínimos necesarios para subvertir la situación del agua y el saneamiento.

 


Una de las metas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es la reducción de la mortalidad y morbilidad de los niños en la región y la salvación de 100.000 vidas de pequeños que mueren de enfermedades evitables, entre ellas, la diarrea y otras en las cuales la calidad del agua juega un papel notable, por eso la desinfección del agua y el acceso a agua potable son dos necesidades imperiosas en las Américas.

'Sigue habiendo una situación crítica con respecto al agua y al saneamiento. Aunque se ha avanzado mucho en términos de cobertura, todavía hay áreas grandes de desigualdades, sobre todo en llegar con los servicios a las zonas urbano-marginales y a las rurales. Eso es un reflejo de la falta de inversiones adecuadas en el sector', explicó el Dr. Mauricio Pardón Ojeda, director de la División de Salud y Medio Ambiente de la OPS.

Como cada primer sábado de octubre, este 5 de octubre, con el lema Agua: ¡no la desperdicie, no a la escasez! se celebra el Día Interamericano del Agua, y tiene como finalidad impactar no solo al público en general, sino también a las autoridades nacionales sobre la importancia del agua en nuestras vidas. La visión es que este evento debe considerarse como una 'celebración del agua' en las Américas.

Sin embargo, el tema no es sólo de cobertura, sino de la calidad de los servicios, pues la calidad del agua no es buena y, en palabras del Dr. Pardón, el florecimiento de la industria del agua embotellada es un reflejo de la percepción que la población tiene del agua que sale por sus llaves.

La alarmante situación del saneamiento puede ejemplificarse con un dato: sólo cerca del 15 por ciento de las aguas residuales son tratadas o eliminadas correctamente... y esto puede empeorar. La situación tiene ya un fuerte impacto en los cursos de agua, en la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas de las zonas costeras en la región.

'Si no se toman con prontitud las medidas adecuadas, esto puede convertirse en una crisis de enormes proporciones, similar a la que tuvimos con el cólera. Las inversiones necesarias en agua y saneamiento en los países no se están haciendo', afirma el Dr. Pardón.

La respuesta de la OPS ha sido el Plan Regional de Inversiones en Ambiente y Salud (PIAS), que indica el tipo de inversiones que se requieren para que la región de las Américas tenga condiciones adecuadas de saneamiento. Una de sus estrategias es la elaboración de análisis sectoriales que identifican en cada caso, para los países y sus regiones, cuáles son sus prioridades. 'Es importante que se preparen proyectos concretos en los países por parte de los gobiernos y los municipios', dijo el Dr. Pardón.

También la OPS lleva 30 años trabajando en la promoción de tecnologías útiles y viables para el tratamiento de aguas residuales, como es el caso de las lagunas de oxidación.

Recientemente, la OPS realizó una evaluación conjunta con UNICEF sobre la situación al final de la década de los 90, que reveló que de los 459 millones de habitantes que América Latina tenía en 1998, 70 millones carecen de agua potable, 95 no tienen saneamiento y 194 están conectados a sistemas de alcantarillado cuyos afluentes no reciben tratamiento. Según cifras conservadoras, América Latina necesita unos 217 millones de dólares para superar el déficit acumulado en la infraestructura sanitaria.

'Para superar las limitaciones actuales de cobertura en agua potable y saneamiento, las inversiones se estiman en el rango de 10 mil a 50 mil millones de dólares, dependiendo del nivel de servicio y de las tecnologías seleccionadas. Estos valores pueden ser aún mayores si se tratan las aguas con tecnologías convencionales', explicó el Dr. Pardón.

En estos momentos, la división de Salud y Medio Ambiente concentra sus esfuerzos de cooperación en las áreas con mayores desigualdades. 'Es muy probable que la estrategia enfatice en las zonas rurales, los municipios medianos y las zonas urbano-marginales, incluyendo una amplia participación de las propias comunidades', concluyó el Dr. Pardón.

La OPS, que funciona como la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud, fue establecida oficialmente en 1902 y es la organización de salud más antigua del mundo, trabaja con todos los países de las Américas para mejorar la salud y elevar los estándares de vida.



Suscribase a nuestra Revista
Publique en nuestra Revista y/o Portal Web